El Club de las Membresías

Cada viernes una Masterclass en formato newsletter para ayudarte a crecer tu membresía

¿Pensando en abrir una membresía? Conoce sus principales ventajas y desventajas

¿Pensando en tener una membresía? Descubre las principales ventajas y desventajas de las membresías y si es una opción que realmente encaja contigo.

Tabla de Contenidos

Los motivos por querer dar el salto a una membresía pueden ser muy variados. 

Quizás tienes un blog o eres un influencer en una red social. Después de tanto esfuerzo, quieres encontrar nuevas vías para monetizar tu proyecto personal.

¿O eres un profesional con experiencia en tu sector? Te has planteado que ya ha llegado el momento de diversificar tu negocio para conseguir ingresos recurrentes, y crees que las membresías son una buena opción para ti.

Puede que no coincidas con ninguna de estas definiciones, pero has escuchado hablar de las membresías y antes de meterte de lleno, quieres conocer todas sus ventajas e inconvenientes.

Sea como sea, en este artículo descubrirás las dos caras de la moneda de tener tu propio proyecto. 

Las principales ventajas y desventajas de las membresías para que puedas decidir si es una opción que realmente encaja contigo.

Cuéntanos, ¿y a ti por qué te interesa crear una membresía?

Principales desventajas de una membresía

Desventajas de una membresía
No todo lo que reluce es oro

Vamos a empezar con las malas noticias. Y es que antes de iniciar una membresía, es importante que abramos la caja de Pandora para que conozcas sus principales contras.

Una membresía es uno de los productos que requieren de más constancia, pero también es de los más gratificantes. Vamos a averiguar si encaja con la realidad de tu día a día.

Es muy demandante

A diferencia de los cursos aislados, ofrecer tu contenido en una membresía es un formato en el que tendrás que dedicar muchas horas y, además, hacerlo de manera constante. 

No hay excusa, cada mes o semana tendrás que ofrecer algo nuevo. Y si todavía no dispones de un equipo, deberás comprometerte a seguir el ritmo, incluso si te vas de vacaciones. 

Es un compromiso indefinido con tu audiencia. Y precisamente el hecho de no fallar y mantenerte ahí, en la batalla, es lo que marcará la diferencia.

Es más difícil vender una membresía que un curso

Por extraño que parezca, así es. En general, las personas tendemos a ser reticentes a atarnos a un pago recurrente. 

Aunque parezca ilógico, preferimos un pago mayor por un producto cerrado, a un pago menor por contenido nuevo cada mes. 

Dime que tú no has pensado en algún momento reciente «estoy hasta las narices de que todas las herramientas sean suscripciones. Ojalá pudiera pagarla y ya está».

Por ese motivo, deberás tener en cuenta que los esfuerzos en marketing y en la captación serán muy distintos al de un curso, en el que suele haber una promoción de lanzamiento donde se puede jugar con la urgencia.

Debes trabajar la retención de tus clientes

Después de captar a los miembros de tu programa, el trabajo no ha hecho más que empezar. 

Aparte de la captación, deberás trabajar la retención de tus clientes si no quieres que se vayan al primer mes, después del esfuerzo invertido en tu estrategia de marketing.

Aun así, existen muchas maneras de retener a tus clientes que deberás tener en cuenta a la hora de planificar tu membresía.

El trabajo administrativo de una membresía

Si te animas a lanzarte con este modelo de negocio, deberás cultivar una de las cualidades más preciadas: la paciencia. Una membresía acarrea bastante trabajo administrativo que puede llegar a ser cargante. 

Tendrás que lidiar con facturas, pagos fallidos, problemas de los usuarios. Aun así, existen un montón de oportunidades para automatizar algunas de estas tareas administrativas y ser mucho más eficiente.

Necesitas una buena base de suscriptores

No es un requisito, pero es muy recomendable que antes de empezar tu membresía ya tengas una audiencia potente. ¿A qué nos referimos? Pues a haber creado una comunidad en alguna red social o en tu lista de email

Como decíamos, no es una materia obligatoria, ya que hay muchas formas de trabajar la captación de nuevos clientes y no es necesario que seas una persona reconocida. 

Sin embargo, no vamos a negar que es un plus que te ayudará, sobre todo en los primeros meses de vida de tu proyecto. 

Ventajas de las membresías

Ventajas de las membresías
¡Pasemos a lo bueno!

Dejemos de lado los inconvenientes para centrarnos en las ventajas de una membresía, que son muchas y relevantes. 

Aunque sea una cantidad importante de trabajo, cuando empieces a ver los primeros resultados de tu membresía será muy gratificante, sobre todo al ver cumplidos sus beneficios. ¡Vamos a verlos!

Es el negocio del futuro

Aunque el modelo de membresía existe desde hace décadas, es innegable que en los últimos años nos hemos acostumbrado a este formato para muchos de los servicios que consumimos habitualmente.

Ya no alquilamos películas, pagamos una subscripción en Netflix. Tampoco compramos colecciones enteras de discos, nos suscribimos a Spotify. Y así con un sinfín de servicios. 

Las membresías, sean de contenido, comunidad o producto, son el negocio del futuro.

Te da tranquilidad

Ya hemos hablado en diferentes ocasiones que una de las principales ventajas de la membresía son los ingresos recurrentes. 

Pero aquí sobre todo cuenta la tranquilidad de saber que, mes a mes, podrás tener una previsión de ingresos. Tener una fuente de dinero asegurada será un auténtico alivio para muchos de nosotros. 

Te posiciona como un experto

Si tienes experiencia en un sector concreto, tener tu propia membresía te ayudará a ganar autoridad. 

La relación con los miembros suele ser distinta a la de un curso: hay un contacto más estrecho y cercano que te ayudará a posicionarte como un referente.

Además, es una buena manera de alargar el ciclo de vida de los clientes con los que has trabajado en otros servicios.

Por ejemplo, puedes ofrecerles un descuento para que se apunten a tu membresía y sigan aprendiendo contigo, además de resolver sus dudas recurrentes. ¡Las dos partes salís ganando! 

Es un negocio escalable

Al contrario que otro tipo de servicio, una membresía es un negocio muy escalable. Tengas cien o mil suscriptores, vas a tener que dedicar el mismo tiempo a crear los contenidos. 

A medida que pase el tiempo y consigas nuevos miembros, cada vez te va a resultar más rentable. No te desanimes al principio y piensa siempre a medio y largo plazo.

Creas una comunidad muy cercana 

A diferencia de los cursos, las personas que forman parte de una membresía tienen un sentimiento de pertenencia mucho más elevado y cercano con tu marca. Al fin y al cabo, cada cuota es una nueva forma de demostrar que confían en tu proyecto.

Si juegas bien tus cartas, puedes crear una comunidad muy potente y cercana que, no solo te ayudará a retener a tus miembros, sino que invitaran a nuevas personas a que se unan.

Eso no es todo. Tener una comunidad te ayudará a entender mejor a tu cliente, y seguro que aprenderás mucho más allá de tu producto. Acompaña a los miembros en su viaje, y aprende todo lo que puedas de ellos.

¿Deberías crear una membresía? 

Esa sigue siendo la gran incógnita, y solo tú puedes resolverla. 

Después de haber visto los beneficios e inconvenientes de una membresía, deberías preguntarte algunas cuestiones como: 

  • ¿Estás dispuesto a dedicar todo este tiempo y esfuerzo?
  • ¿Tienes el compromiso suficiente para estar al frente, mes a mes?
  • ¿Te ves capaz de atraer a un buen número de suscriptores?

Si las respuestas han sido sí, sí y sí, ¡bienvenido a bordo! Ha llegado el momento de planificar tu membresía.

Si no sabes ni por dónde empezar, ¡no te preocupes! Queremos echarte un cable y por eso hemos preparado un ebook en el que encontrarás las 6 claves que toda membresía de éxito debería tener. ¿Te apuntas?

Únete ahora a el Club de las Membresías y amplía cada viernes todo el contenido que recibes en el blog completamente gratis.

Share on facebook
Compártelo en Facebook
Share on linkedin
Compártelo en Linkedin
Share on whatsapp
Compártelo en Whatsapp
Eric Górriz & Magí Pons

Expertos en membresías. Más de 5 años de experiencia y más de 2M€ facturados. Creadores de la metodología Sales-Branding Strategy para membresías con potencial.

¿QUIERES ESCALAR TU MEMBRESÍA?

Reserva tu llamada gratuita de 30 minutos y veamos como podemos doblar tu facturación anual en los próximos 3 meses.